NOTICIAS RECIENTES

BUSCADOR GENERAL

*Seleccione una de las opciones.


Por tag:


Por Fecha De A

“Nuestro mayor  desafío es   combatir la desigualdad, la violencia y la pobreza en que viven miles de guatemaltecos y guatemaltecas. Este es el momento y  la oportunidad para que  esta legislatura contribuya  a devolver al pueblo la fe y confianza en las distintas entidades públicas”, dijo el Presidente del Congreso de la República, diputado Gudy Rivera, tras haber tomado posesión.

Además, de manifestar que “aprobar las Leyes que requiere el Estado es una responsabilidad y deber impostergable”. A continuación.

DISCURSO DEL PRESIDENTE GUDY RIVERA

Honorable Representación Nacional, tengo hoy la oportunidad de dirigirme a este alto Organismo y a las personalidades que nos acompañan en la instalación de la Séptima Legislatura, (HACER PAUSA)… una nueva legislatura en la etapa democrática iniciada con la vigencia de la Constitución Política emitida en el año 1985 por la Asamblea Nacional Constituyente.
         Este marco constitucional ha permitido al pueblo de Guatemala, elegirnos en votaciones libres y democráticas como los legítimos representantes de sus derechos, intereses e inquietudes, y así, cumplir nuestra alta misión con responsabilidad, y para ser juzgados por la historia a la luz de nuestras actitudes de nuestro compromiso ciudadano y político, por ese noble pueblo, conscientes que somos representantes, no dueños de la soberanía que únicamente corresponde a nuestros electores.

Como guatemalteco, como político y como ciudadano, llego a este importante momento de la historia de nuestro país, reconociendo que solo con el respaldo de Dios, sus principios y sus valores,  se pueden alcanzar las metas y propósitos que se trazan en la vida personal.

Reconozco el esfuerzo puesto por cada uno de los miembros de este Organismo en las distintas reuniones políticas sostenidas.

Discusiones que permitieron alcanzar con las y los señores diputados los consensos necesarios para integrar una Junta Directiva del Congreso, plural y representativa.

Los esfuerzos y el empeño para lograr consensos deberán ser ahora, la carta de naturaleza de la legislatura que hoy se instala.

Estoy convencido que cada uno de los integrantes del Congreso, pondremos nuestro mejor esfuerzo para buscar los acuerdos necesarios y llevar al Pueblo de Guatemala, las acciones legislativas necesarias que coadyuven a su bienestar, seguridad, gobernabilidad y desarrollo.

Asumo la Presidencia de este alto Organismo por voluntad del Pleno de diputados, con la firme convicción y tranquilidad que emana del conocimiento que he tenido oportunidad de alcanzar sobre la naturaleza del parlamento.

He conocido sus diferentes instancias, desde las posiciones más sencillas, hasta las más complejas y difíciles coyunturas que se generan desde el Pleno del Congreso, la Junta Directiva, la Instancia de Jefes de Bloques Parlamentarios y las Comisiones de Trabajo, como los órganos de asesoría para la más alta representación.

Este conocimiento y contacto con los órganos e instancias parlamentarias, han acrecentado mi respeto por la diversidad de nuestra representación, diversidad que es el reflejo de la nación guatemalteca, rica en sus manifestaciones y profundamente compleja y noble.

Es esa nación que ha puesto en nosotros sus expectativas, sus sueños y la fe en un futuro promisorio, quienes esperan las oportunidades que históricamente se le han negado.

Constituye nuestra misión revertir esos procesos y devolverle la confianza en sus instituciones representativas, que se han visto tan desgastadas en los últimos años.
La legislatura que hoy se instala, la séptima de esta nueva etapa democrática, debe profundizar y perfeccionar los mecanismos de debate, diálogo, consensos y transparencia en su actuar, para que ello nos permita, con dignidad, capacidad innovadora y principios sólidos, contribuir en la aprobación de leyes trascendentales que la sociedad demanda y requiere.

Nuestro país, a partir de su pluralidad cultural y social, requiere de grandes espacios de apertura, a lo cual sus instituciones políticas están obligadas a responder en igual forma y con acierto.

El Pueblo guatemalteco votó libremente por la conformación de un congreso múltiple y representativo de distintas corrientes, en la seguridad que tendremos la madurez política y ciudadana de buscar los consensos necesarios.

Los problemas que afronta nuestro país, ya no dan cabida a diferencias personales o ideológicas, por ello, me atrevo a señalar que los integrantes de esta legislatura coincidimos en que el trabajo legislativo debe y merece, de cara al pueblo que representamos, realizarse y gestionarse con respeto, eficiencia y transparencia. 

Las bases las hemos ido sentando; ¡hoy toca afirmarlas y consolidarlas!

Debemos hacer acopio de la máxima que indica “Comprender y trabajar en las diferencias, construye democracia, el pensamiento único esclaviza y somete”.

El poder legislativo, como órgano representativo en las sociedades democráticas, nació para debatir y alcanzar acuerdos a través de mecanismos y reglas convenidas.

El fortalecimiento de los mecanismos y reglas parlamentarias, nos permitirá alcanzar y expeditar acuerdos con transparencia en la agenda legislativa.
El Organismo Legislativo tiene un compromiso con la población, se nos ha encomendado un trabajo arduo y difícil cuyo objetivo fundamental es, contribuir a generar un clima de gobernabilidad que nos conduzca a una Guatemala mejor, más segura, más justa y solidaria, más humana e incluyente.

No podemos permitirnos renunciar un solo día a cumplir, desde nuestras posibilidades legislativas y representativas, con la tarea encomendada para velar por la consecución de esos objetivos.

Tenemos frente a nosotros el desafío y la oportunidad de rescatar la confianza en la función política y más aún, en la función representativa, nos corresponde la obligación de cambiar la percepción que los guatemaltecos tienen sobre el quehacer parlamentario. 

Nuestro actuar y los resultados de nuestra gestión, constituirán los indicadores para que la ciudadanía juzgue si alcanzamos los objetivos que ahora nos hemos trazado. No hay otra forma de lograr esos niveles de convencimiento y compromiso.

Esto implica, posicionar la cultura del respeto entre las representaciones políticas en el debate parlamentario como un imperativo ético de esta Legislatura, y de igual forma debemos de actuar ante la ciudadanía.

Discutiremos y decidiremos promoviendo la participación activa de la población en el diálogo nacional.

La población puede estar segura que esta Legislatura, la Junta Directiva y la Presidencia del Congreso, seremos cuidadosos del patrimonio de todas y todos los Guatemaltecos.

Velaremos con rigor la ejecución del Presupuesto Nacional para que el gasto público se apegue a lo dispuesto en las asignaciones aprobadas.

Guatemala enfrenta grandes desafíos, la desigualdad social, la violencia indiscriminada y la indiferencia hacia las reformas políticas que nuestro país demanda.


Estos aspectos requieren nuestra atención urgente.

Niñas y niños, mujeres y adultos mayores, viviendo en situación de pobreza y violencia es algo que ¡NO PODEMOS PERMITIR QUE CONTINUE!

Nuestro desafío es legislar para combatir la desigualdad, la violencia y la pobreza en que viven miles de guatemaltecas y guatemaltecos.

Este es el momento y esta es la oportunidad para que esta legislatura contribuya a devolverle al pueblo, la fe y la confianza en las instituciones políticas y en los políticos que la conforman.

Asumir el compromiso que nos ha brindado la ciudadanía en las urnas es un imperativo; trabajar para solucionar los graves problemas que enfrenta nuestra nación es una obligación; aprobar con urgencia las leyes que requiere el Estado para combatir la inseguridad y el fortalecimiento del sistema de justicia, es una responsabilidad y un deber impostergable.

Las últimas cifras presentadas son alarmantes: 6,500 muertes violentas por año.

De acuerdo a evaluaciones internacionales, el 40% de nuestro territorio está en manos del crimen organizado y el narcotráfico        y según estadísticas el índice de impunidad llega al 99.7%.

Estos datos, desnudan nuestra vulnerabilidad y  deben motivarnos para iniciar acciones inmediatas poniendo como prioridad el bien común, unidos como una sola nación.

     En estos momento, me siento obligado a recordar a nuestro amigo y colega Oscar Valentín Leal Caal, quien junto a su hermano, ayer fueran víctimas de la violencia que atraviesa nuestro país, enlutando el proceso democrático que estamos viviendo hoy.

En nombre de todo el parlamento, quiero reiterar ante el país nuestro compromiso de trabajar desde el ámbito legislativo, para combatir la delincuencia que día a día aflige a miles de familias de guatemaltecos.

Invito a todas y todos los legisladores a que entremos a conocer y a aprobar con carácter de urgencia las leyes pendientes, como lo son: 

1) La Ley a la Reforma Policial,
2) la Ley de Carrera Judicial,
3) la Ley de Servicio Civil del Organismo Judicial,
4) aprobar la Reforma a la Ley de Amparo y Exhibición Personal;    y
5) aprobar la Ley Contra el Enriquecimiento Ilícito.

En igual forma, están pendientes: la Ley de Vivienda, la Ley de Fortalecimiento del Sistema Tributario y del Combate a la Defraudación y al Contrabando.
Sin olvidarse de las leyes de ambiente y aquellas que reconocen nuestra diversidad cultural.


Menciono particularmente estas leyes, porque son las necesidades imperativas manifestadas por la población, y como representantes del pueblo, tenemos la obligación de responder a los intereses de la población, además de cumplir con una agenda legislativa que aborde esos aspectos, fundamentales en materia de seguridad y justicia, así como el desarrollo de una agenda legislativa que promueva lo social y por ende de gobernabilidad.

Dentro de lo social, tenemos como legislatura, el compromiso de aprobar la creación del Ministerio de Desarrollo Social, cuyo objetivo fundamental es fortalecer, institucionalizar, articular y regular la gestión de todas las acciones del Estado dirigidas a la población en situación de pobreza, pobreza extrema, exclusión y vulnerabilidad, así como promover el desarrollo social y humano.

Llevamos ya más de una década del siglo XXI, y este tiempo ha conformado cambios políticos y sociales, hoy la ciudadanía exige espacios reales de participación en la toma de decisiones políticas.

En países en los que la democracia está mejor consolidada, se atribuye esta consolidación precisamente a los procesos de participación ciudadana, una participación ciudadana seria e igualmente comprometida.

La falta de apertura, el alejamiento de quienes hacemos política con sus electores y la falta de comunicación, genera desconfianza y desesperanza.

Desde nuestra posición y respetuosos de la independencia de poderes, haremos los esfuerzos necesarios para que tanto el Ejecutivo como el Organismo Judicial, hagan lo propio, y así unidos, consolidemos un proceso democrático que tanto esfuerzo nos ha costado a todas y todos los guatemaltecos.


Me comprometo personalmente a abrir espacios de participación política activa para los jóvenes guatemaltecos, que representan más del 60% de la población.

Pero sobre todo, me comprometo a que esa juventud pueda vivir en un país de oportunidades, en dónde quienes tengamos la capacidad para tomar decisiones, realicemos esfuerzos para mejorar las condiciones socioeconómicas  para su inserción en la producción, en la educación y el trabajo, y redunde en un mejor futuro para ellos y sus familias. 

Ofrecerles un país en donde el miedo, el temor y la zozobra sean la excepción, y la calma, la tranquilidad y la paz, la norma del día a día.

Como un barco que busca puerto seguro es necesario asumir un compromiso de país que defina hacia dónde vamos en el corto, mediano y largo plazo.
Soy diputado y soy un representante del pueblo, me considero una voz de los que no tienen participación directa en este Parlamento. 

Fui electo para servir a mi pueblo, a un solo pueblo de guatemaltecas y guatemaltecos, sin colores políticos, sin distinción alguna, unidos por la pasión y amor a su patria.

A todos ellos, les confirmo mi compromiso de trabajar por la unidad, los consensos, la apertura y sobre todo, la transparencia que exige el estar en un puesto público.

Va mi saludo a ese noble pueblo, a la clase trabajadora en todos sus estratos, a todos los guatemaltecos que diariamente con su esfuerzo construyen una mejor Guatemala, a los miembros de este Organismo tanto su instancia política como a sus trabajadores.

Mi saludo respetuoso a la comunidad internacional, consciente de la hermandad de los pueblos y del hecho de vivir en un mundo cada día más global y cercano, con desafíos y anhelos comunes.

A los miembros de la prensa que cubren esta importante y vital fuente de información, el compromiso de una política de puertas abiertas a la información y a la transparencia.

A todos ustedes muchas Gracias.
Viva Guatemala, Dios bendiga a Guatemala.

 

LEER MÁS

“Nuestro mayor  desafío es   combatir la desigualdad, la violencia y la pobreza en que viven miles de guatemaltecos y guatemaltecas. Este es el momento y  la oportunidad para que  esta legislatura contribuya  a devolver al pueblo la fe y confianza en las distintas entidades públicas”, dijo el Presidente del Congreso de la República, diputado Gudy Rivera, tras haber tomado posesión.

Además, de manifestar que “aprobar las Leyes que requiere el Estado es una responsabilidad y deber impostergable”. A continuación.

DISCURSO DEL PRESIDENTE GUDY RIVERA

Honorable Representación Nacional, tengo hoy la oportunidad de dirigirme a este alto Organismo y a las personalidades que nos acompañan en la instalación de la Séptima Legislatura, (HACER PAUSA)… una nueva legislatura en la etapa democrática iniciada con la vigencia de la Constitución Política emitida en el año 1985 por la Asamblea Nacional Constituyente.
         Este marco constitucional ha permitido al pueblo de Guatemala, elegirnos en votaciones libres y democráticas como los legítimos representantes de sus derechos, intereses e inquietudes, y así, cumplir nuestra alta misión con responsabilidad, y para ser juzgados por la historia a la luz de nuestras actitudes de nuestro compromiso ciudadano y político, por ese noble pueblo, conscientes que somos representantes, no dueños de la soberanía que únicamente corresponde a nuestros electores.

Como guatemalteco, como político y como ciudadano, llego a este importante momento de la historia de nuestro país, reconociendo que solo con el respaldo de Dios, sus principios y sus valores,  se pueden alcanzar las metas y propósitos que se trazan en la vida personal.

Reconozco el esfuerzo puesto por cada uno de los miembros de este Organismo en las distintas reuniones políticas sostenidas.

Discusiones que permitieron alcanzar con las y los señores diputados los consensos necesarios para integrar una Junta Directiva del Congreso, plural y representativa.

Los esfuerzos y el empeño para lograr consensos deberán ser ahora, la carta de naturaleza de la legislatura que hoy se instala.

Estoy convencido que cada uno de los integrantes del Congreso, pondremos nuestro mejor esfuerzo para buscar los acuerdos necesarios y llevar al Pueblo de Guatemala, las acciones legislativas necesarias que coadyuven a su bienestar, seguridad, gobernabilidad y desarrollo.

Asumo la Presidencia de este alto Organismo por voluntad del Pleno de diputados, con la firme convicción y tranquilidad que emana del conocimiento que he tenido oportunidad de alcanzar sobre la naturaleza del parlamento.

He conocido sus diferentes instancias, desde las posiciones más sencillas, hasta las más complejas y difíciles coyunturas que se generan desde el Pleno del Congreso, la Junta Directiva, la Instancia de Jefes de Bloques Parlamentarios y las Comisiones de Trabajo, como los órganos de asesoría para la más alta representación.

Este conocimiento y contacto con los órganos e instancias parlamentarias, han acrecentado mi respeto por la diversidad de nuestra representación, diversidad que es el reflejo de la nación guatemalteca, rica en sus manifestaciones y profundamente compleja y noble.

Es esa nación que ha puesto en nosotros sus expectativas, sus sueños y la fe en un futuro promisorio, quienes esperan las oportunidades que históricamente se le han negado.

Constituye nuestra misión revertir esos procesos y devolverle la confianza en sus instituciones representativas, que se han visto tan desgastadas en los últimos años.
La legislatura que hoy se instala, la séptima de esta nueva etapa democrática, debe profundizar y perfeccionar los mecanismos de debate, diálogo, consensos y transparencia en su actuar, para que ello nos permita, con dignidad, capacidad innovadora y principios sólidos, contribuir en la aprobación de leyes trascendentales que la sociedad demanda y requiere.

Nuestro país, a partir de su pluralidad cultural y social, requiere de grandes espacios de apertura, a lo cual sus instituciones políticas están obligadas a responder en igual forma y con acierto.

El Pueblo guatemalteco votó libremente por la conformación de un congreso múltiple y representativo de distintas corrientes, en la seguridad que tendremos la madurez política y ciudadana de buscar los consensos necesarios.

Los problemas que afronta nuestro país, ya no dan cabida a diferencias personales o ideológicas, por ello, me atrevo a señalar que los integrantes de esta legislatura coincidimos en que el trabajo legislativo debe y merece, de cara al pueblo que representamos, realizarse y gestionarse con respeto, eficiencia y transparencia. 

Las bases las hemos ido sentando; ¡hoy toca afirmarlas y consolidarlas!

Debemos hacer acopio de la máxima que indica “Comprender y trabajar en las diferencias, construye democracia, el pensamiento único esclaviza y somete”.

El poder legislativo, como órgano representativo en las sociedades democráticas, nació para debatir y alcanzar acuerdos a través de mecanismos y reglas convenidas.

El fortalecimiento de los mecanismos y reglas parlamentarias, nos permitirá alcanzar y expeditar acuerdos con transparencia en la agenda legislativa.
El Organismo Legislativo tiene un compromiso con la población, se nos ha encomendado un trabajo arduo y difícil cuyo objetivo fundamental es, contribuir a generar un clima de gobernabilidad que nos conduzca a una Guatemala mejor, más segura, más justa y solidaria, más humana e incluyente.

No podemos permitirnos renunciar un solo día a cumplir, desde nuestras posibilidades legislativas y representativas, con la tarea encomendada para velar por la consecución de esos objetivos.

Tenemos frente a nosotros el desafío y la oportunidad de rescatar la confianza en la función política y más aún, en la función representativa, nos corresponde la obligación de cambiar la percepción que los guatemaltecos tienen sobre el quehacer parlamentario. 

Nuestro actuar y los resultados de nuestra gestión, constituirán los indicadores para que la ciudadanía juzgue si alcanzamos los objetivos que ahora nos hemos trazado. No hay otra forma de lograr esos niveles de convencimiento y compromiso.

Esto implica, posicionar la cultura del respeto entre las representaciones políticas en el debate parlamentario como un imperativo ético de esta Legislatura, y de igual forma debemos de actuar ante la ciudadanía.

Discutiremos y decidiremos promoviendo la participación activa de la población en el diálogo nacional.

La población puede estar segura que esta Legislatura, la Junta Directiva y la Presidencia del Congreso, seremos cuidadosos del patrimonio de todas y todos los Guatemaltecos.

Velaremos con rigor la ejecución del Presupuesto Nacional para que el gasto público se apegue a lo dispuesto en las asignaciones aprobadas.

Guatemala enfrenta grandes desafíos, la desigualdad social, la violencia indiscriminada y la indiferencia hacia las reformas políticas que nuestro país demanda.


Estos aspectos requieren nuestra atención urgente.

Niñas y niños, mujeres y adultos mayores, viviendo en situación de pobreza y violencia es algo que ¡NO PODEMOS PERMITIR QUE CONTINUE!

Nuestro desafío es legislar para combatir la desigualdad, la violencia y la pobreza en que viven miles de guatemaltecas y guatemaltecos.

Este es el momento y esta es la oportunidad para que esta legislatura contribuya a devolverle al pueblo, la fe y la confianza en las instituciones políticas y en los políticos que la conforman.

Asumir el compromiso que nos ha brindado la ciudadanía en las urnas es un imperativo; trabajar para solucionar los graves problemas que enfrenta nuestra nación es una obligación; aprobar con urgencia las leyes que requiere el Estado para combatir la inseguridad y el fortalecimiento del sistema de justicia, es una responsabilidad y un deber impostergable.

Las últimas cifras presentadas son alarmantes: 6,500 muertes violentas por año.

De acuerdo a evaluaciones internacionales, el 40% de nuestro territorio está en manos del crimen organizado y el narcotráfico        y según estadísticas el índice de impunidad llega al 99.7%.

Estos datos, desnudan nuestra vulnerabilidad y  deben motivarnos para iniciar acciones inmediatas poniendo como prioridad el bien común, unidos como una sola nación.

     En estos momento, me siento obligado a recordar a nuestro amigo y colega Oscar Valentín Leal Caal, quien junto a su hermano, ayer fueran víctimas de la violencia que atraviesa nuestro país, enlutando el proceso democrático que estamos viviendo hoy.

En nombre de todo el parlamento, quiero reiterar ante el país nuestro compromiso de trabajar desde el ámbito legislativo, para combatir la delincuencia que día a día aflige a miles de familias de guatemaltecos.

Invito a todas y todos los legisladores a que entremos a conocer y a aprobar con carácter de urgencia las leyes pendientes, como lo son: 

1) La Ley a la Reforma Policial,
2) la Ley de Carrera Judicial,
3) la Ley de Servicio Civil del Organismo Judicial,
4) aprobar la Reforma a la Ley de Amparo y Exhibición Personal;    y
5) aprobar la Ley Contra el Enriquecimiento Ilícito.

En igual forma, están pendientes: la Ley de Vivienda, la Ley de Fortalecimiento del Sistema Tributario y del Combate a la Defraudación y al Contrabando.
Sin olvidarse de las leyes de ambiente y aquellas que reconocen nuestra diversidad cultural.


Menciono particularmente estas leyes, porque son las necesidades imperativas manifestadas por la población, y como representantes del pueblo, tenemos la obligación de responder a los intereses de la población, además de cumplir con una agenda legislativa que aborde esos aspectos, fundamentales en materia de seguridad y justicia, así como el desarrollo de una agenda legislativa que promueva lo social y por ende de gobernabilidad.

Dentro de lo social, tenemos como legislatura, el compromiso de aprobar la creación del Ministerio de Desarrollo Social, cuyo objetivo fundamental es fortalecer, institucionalizar, articular y regular la gestión de todas las acciones del Estado dirigidas a la población en situación de pobreza, pobreza extrema, exclusión y vulnerabilidad, así como promover el desarrollo social y humano.

Llevamos ya más de una década del siglo XXI, y este tiempo ha conformado cambios políticos y sociales, hoy la ciudadanía exige espacios reales de participación en la toma de decisiones políticas.

En países en los que la democracia está mejor consolidada, se atribuye esta consolidación precisamente a los procesos de participación ciudadana, una participación ciudadana seria e igualmente comprometida.

La falta de apertura, el alejamiento de quienes hacemos política con sus electores y la falta de comunicación, genera desconfianza y desesperanza.

Desde nuestra posición y respetuosos de la independencia de poderes, haremos los esfuerzos necesarios para que tanto el Ejecutivo como el Organismo Judicial, hagan lo propio, y así unidos, consolidemos un proceso democrático que tanto esfuerzo nos ha costado a todas y todos los guatemaltecos.


Me comprometo personalmente a abrir espacios de participación política activa para los jóvenes guatemaltecos, que representan más del 60% de la población.

Pero sobre todo, me comprometo a que esa juventud pueda vivir en un país de oportunidades, en dónde quienes tengamos la capacidad para tomar decisiones, realicemos esfuerzos para mejorar las condiciones socioeconómicas  para su inserción en la producción, en la educación y el trabajo, y redunde en un mejor futuro para ellos y sus familias. 

Ofrecerles un país en donde el miedo, el temor y la zozobra sean la excepción, y la calma, la tranquilidad y la paz, la norma del día a día.

Como un barco que busca puerto seguro es necesario asumir un compromiso de país que defina hacia dónde vamos en el corto, mediano y largo plazo.
Soy diputado y soy un representante del pueblo, me considero una voz de los que no tienen participación directa en este Parlamento. 

Fui electo para servir a mi pueblo, a un solo pueblo de guatemaltecas y guatemaltecos, sin colores políticos, sin distinción alguna, unidos por la pasión y amor a su patria.

A todos ellos, les confirmo mi compromiso de trabajar por la unidad, los consensos, la apertura y sobre todo, la transparencia que exige el estar en un puesto público.

Va mi saludo a ese noble pueblo, a la clase trabajadora en todos sus estratos, a todos los guatemaltecos que diariamente con su esfuerzo construyen una mejor Guatemala, a los miembros de este Organismo tanto su instancia política como a sus trabajadores.

Mi saludo respetuoso a la comunidad internacional, consciente de la hermandad de los pueblos y del hecho de vivir en un mundo cada día más global y cercano, con desafíos y anhelos comunes.

A los miembros de la prensa que cubren esta importante y vital fuente de información, el compromiso de una política de puertas abiertas a la información y a la transparencia.

A todos ustedes muchas Gracias.
Viva Guatemala, Dios bendiga a Guatemala.

 

LEER MÁS

Con el ingreso de Presidentes, Jefes y Secretarios de Estado se reinició la Sesión Solemne del Congreso de la República,  en las instalaciones del Domo en la zona 13 de esta capital en donde se procederá a la transmisión de mando presidencial para el período 2012-2016.
Luego del ingreso de los distinguidos invitados, el recién juramentado Presidente del Congreso de la República, Gudy Rivera re inició el acto oficial.
Al compás de la granadera hicieron su ingreso  Roxana Baldetti, Vicepresidenta Constitucional para el próximo período acompañada de su distinguido esposo. El General Otto Pérez Molina Presidente Constitucional 2012-2016 y su esposa y posteriormente Álvaro Colom Caballeros Presidente Saliente y el Vicepresidente Rafael Espada, acompañado de su esposa.
Posteriormente se continúo con  los pasos protocolarios contemplados en el ceremonial con el ingreso del Pabellón Nacional y la entonación del Himno Nacional, entonado por la Banda Sinfónica Marcial de Guatemala.
 

LEER MÁS

El Presidente del Congreso de la República, Gudy Rivera recibió del ahora ex presidente Álvaro Colom, las insignias de mando y posteriormente procedió  a tomar el juramento de fidelidad a la Constitución Política de la República  de Guatemala para el período 2012-2016.
El General Retirado Otto  Pérez Molina,  acompañado de su esposa y colocando la mano izquierda sobre la Constitución Política de la República juró fidelidad y fiel cumplimiento de las leyes del país, convirtiéndose  en el octavo presidente del último período democrático.
Posteriormente,  el Presidente del Congreso Gudy Rivera procedió a tomar el juramento de fidelidad y dar posesión del cargo a la licenciada Roxana Baldetti Elías, quien precisamente  en horas de la mañana en la primera parte de la sesión solemne hiciera entrega del cargo como diputada al Congreso de la República.
Baldetti se convierte en la primera mujer en la historia de Guatemala en ocupar el cargo de vicepresidenta del país.
Luego de la juramentación, ambos firmaron el libro de oro del Congreso de la República. También calzaron su rúbrica la Presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Thelma Aldana y miembros de Junta Directiva del Congreso de la República, recientemente juramentados.
 

LEER MÁS

El cambio ha comenzado,  el cambio ha llegado, fue el inicio del discurso pronunciado por el actual presidente de la República, Otto Pérez Molina, en el cual resalta  la importancia de la participación ciudadana  para que este año sea de paz y prosperidad para Guatemala.

“No puedo dejar de mencionar que recibo  un país en crisis  con una quiebra de los valores morales  que han hecho que la  corrupción se haya sistematizado y generalizado”, expresó Pérez Molina,  quien agregó,  que  asume el compromiso  y liderazgo de dar la cara, tomar decisiones y con patriotismo y con, fe  asumir responsabilidades.

“No debemos olvidar el pasado pero si superarlo, debemos ser capaces de perdonarnos entre todos y ser capaces de ver hacia adelante para construir una  nueva sociedad con cultura de  paz. Sueño que sea la última generación de la guerra y la primera de la paz en Guatemala”, manifestó el gobernante.

El inicio de un nuevo  gobierno es   la oportunidad única para abandonar la  confrontación y unirnos al proceso de reconciliación nacional,  que nos permita seguir construyendo una nación en donde sea prioritario el respeto  hacia todos nosotros.

“En Guatemala igual se muere por el arma homicida que por el hambre y desnutrición expresó, El Presidente quien reiteró su compromiso por cumplir sus promesas de campaña de brindar mayor seguridad y que la ciudadanía pueda caminar sin temores y sin  miedo a las extorsiones.

Lo anterior fue manifestado, por el mandatario Pérez Molina, ante el  Pleno del Congreso de la República, que se traslado al Domo de la zona 13 para continuar con la segunda fase de la Sesión Solemne de este sábado, celebrada para dar posesión a las nuevas autoridades de gobierno para el periodo constitucional 2012-2016.

LEER MÁS

El Presidente del Congreso de la República, diputado Roberto Alejos, lamento esta mañana la muerte del diputado Valentín Leal Caal, del bloque legislativo Libertad Democrática Renovada, quien fue víctima de un atentado armado junto a su hermano y seguridad, al mismo tiempo que manifestó sus condolencias a la familia del legislador que tomaría posesión para un segundo periodo legislativo este sábado.

“Se perdió la vida de un compañero legislador y representante del pueblo, con lo cual se prende la luz roja de alerta para buscar las acciones que brinden seguridad a la ciudadanía en general”,  refirió el Presidente del Parlamento, Roberto Alejos, tras presentarse a la escena del crimen en la 4ta. Avenida y 13 calle de la zona 1.

“En este momento lo más preocupante y lamentable es la  pérdida de vidas humanas que se dan a diario en nuestro país y que hoy ha tocado al Congreso de la República en uno de sus integrantes, lo que debemos hacer es manifestarnos molestos y consternados, tenemos que  terminar con esta situación en el país”, señaló el directivo.

En tanto, el diputado Gudy Rivera de la bancada del Partido Patriota, quien tomaría la Presidencia del Congreso de la República a partir de este 14 de enero, adelanto una posible cita con las nuevas autoridades del Ministerio de Gobernación, para solicitar que se agilicen las investigaciones del caso.

LEER MÁS

La diputada Nineth Montenegro de la bancada de Encuentro por Guatemala, en conferencia de prensa dio a conocer el resultado del último informe de la ejecución del  Presupuesto General de Ingresos y Egresos del Estado  2011, que sobre todo demuestra la poca capacidad que tuvieron para ejecutar, tomando en consideración  que no gastaron 3 mil 440 millones de quetzales que en su mayoría estaban destinados al rubro de inversión.

“Fue un tanto difícil encontrar la información pero al final de  la historia la preocupación es la incapacidad que tuvo el gobierno saliente  de hacer una buena ejecución en el tema de la inversión social a pesar que insistieron en que esa era su motivación principal”, manifestó la diputada Nineth Montenegro de la bancada Encuentro por Guatemala.

“En la evaluación final de la ejecución presupuestaria del año pasado, lo que observamos también fue el número excesivo de transferencias presupuestarias que realizaron y que ascendieron a unos 15 mil millones de quetzales”, comentó la parlamentaria.

Además, durante la conferencia de prensa la legisladora presentó a los diputados Leonel Lira y Luis Pedro Álvarez que asumirán por primera vez una curul en el Congreso de la República, este 14 de enero.

LEER MÁS

Diputados y diputadas del Congreso de la  República, y el Presidente de Comisión Permanente, diputado Roberto Alejos, realizaron un homenaje póstumo al diputado  Valentín Leal Caal, quien falleció el viernes tras haber sido víctima de un atentado armado junto a su hermano.

Las honras fúnebres fueron realizadas en horas de la noche, en el salón de los pasos perdidos del Palacio Legislativo, en presencia de familiares y amigos del legislador quien  habría   tomado posesión este 14 de enero después de haber sido reelecto representante de Alta Verapaz por el Partido Libertad Democrática Renovada.

LEER MÁS

Con la interpretación del Himno Nacional por la Banda Sinfónica Marcial y la lectura del acta de la sesión anterior,  dio inició esta mañana la Sesión Solemne celebrada en el Congreso de la República, con motivo del cambio de legislatura e inició de un nuevo periodo.

Con  la participación de invitados especiales, cuerpo diplomático y autoridades del Ejecutivo, Corte de Constitucionalidad, Corte Suprema de Justicia, así como con el  Presidente de la República, Álvaro Colom y el Vicepresidente, Rafael Espada, se aprobó el Acuerdo Legislativo 2-2012, en el cual se establece la clausura del Periodo Legislativo  2008-2012.

De esa cuenta, diputados y diputadas electas durante el proceso de elecciones realizado en septiembre del año 2007, que en algunos casos no fueron reelectos en el pasado proceso electoral concluyeron su periodo en el Congreso de la República.

Durante el desarrollo de la Sesión Solemne celebrada para el caso, el diputado Roberto Alejos, quien presidio el Congreso de la República durante los últimos tres años, durante su discurso  refirió: “esta legislatura siempre se unió cuando se trataba de rechazar la violencia y  legisló para liberar a nuestro pueblo de este flagelo que afecta a diario, que además apoyo la lucha contra la impunidad, por ello quiero expresar un  llamado urgente a todos para que nos unamos y rechacemos firmemente cualquier forma de violencia”.

Mientras, los diferentes jefes de bancada realizaron la calificación de credenciales de los diputados y diputadas electos para el Periodo Legislativo 2012-2016, quienes toman posesión de su curul en la misma Sesión Solemne.

LEER MÁS