BANCADA MOVIMIENTO REFORMADOR INDAGA SOBRE SUSPENSIÓN DE LA FEDERACIÓN NACIONAL DE FUTBOL

Publicado el: 12-02-2018

Autoridades de la Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala (CDAG), y de la Federación Nacional de Futbol (Fedefut), comparecieron hoy ante diputados del Movimiento Reformador, que encabeza el congresista Luis Hernández Azmitia, a quienes explicaron la situación en cuanto a la suspensión girada por la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) al fútbol guatemalteco el 28 de octubre de 2016.

Dicha sanción tuvo origen tras la decisión del ente internacional regulador de dicho deporte de implementar un comité de normalización para la Fedefut, luego del escándalo de corrupción develado en 2015 y por el cual el expresidente de la federación, Brayan Jiménez, fue suspendido de por vida para ejercer cualquier actividad relacionada con este deporte.

Julio Fernando Cáceres, presidente de la CDAG, aseguró que a la fecha están a la espera de los estatutos aprobados el pasado 10 de febrero por la asamblea de la Fedefut. “En cuanto contemos con el documento, el mismo será analizado y dictaminado para ser remitido a la FIFA, a la espera de su decisión final”, explicó.

El presidente de la Fedefut, Jorge Mario Veliz, afirmó que el nuevo estatuto está armonizado con las normas vigentes del ente rector del balompié, por lo que ven viabilidad en cuanto a que se levante la suspensión.

“Hay que recordar que a la fecha todo deporte federado es regulado por el decreto 96-97, el cual constituye una ley interna que la FIFA debe respetar. Estamos seguros que con el estatuto completamos el ciento por ciento de lo requerido. Sin embargo, hay tres temas que podrían complicar el dictamen de la federación: la fiscalización de los recursos, comité disciplinario, así como lo relacionado con su elección”, puntualizó Veliz.

Finalmente el diputado Hernández Azmitia dijo: “Estaremos vigilantes en el tema, ya que el futbol del país tiene más de un año y medio de no poder competir a nivel internacional, lo que tiene un impacto negativo en la juventud que tiene aspiraciones de formar parte de las filas de dicho deporte. Asimismo, pedimos la formulación de un plan B si la suspensión no llegase a levantarse”.

De persistir la sanción, Guatemala podría perderse la clasificación al torneo de fútbol de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020; y no podrá participar en la próxima Copa Oro de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf) y sus clubes a llevarse a cabo en marzo.

Por Karen Mendoza

Galería