ANALIZAN NORMATIVA PARA EL RECONOCIMIENTO DEL LENGUAJE DE SEÑAS

Publicado el: 04-07-2016

Diputados de la Comisión Extraordinaria de Asuntos Sobre Discapacidad, que preside el congresista Christian Boussinot, se reunieron con representantes de la Asociación de Sordos de Guatemala (Asorgua), Benemérito Comité Pro Ciegos y Sordos de Guatemala y del Consejo Nacional para la Atención de Personas con Discapacidad, para analizar la iniciativa 3932, que contiene la Ley de Reconocimiento de la Lengua de Señas de Guatemala.
La normativa que está en segunda lectura tiene como fin reconocer el lenguaje de señas como un idioma más del país, permitiendo la inclusión de los guatemaltecos con discapacidad auditiva en un contexto social, dándoles acceso a servicios como salud, educación, seguridad y justicia, derechos contemplados en la Carta Magna.
Edilzar Castro Quiroz, director de Educación y Rehabilitación del Comité Pro Ciegos y Sordos, explicó la importancia del involucramiento de todos los sectores que representan a las personas con discapacidad, con lo cual se obtendría una ley que “obedezca a los intereses y la realidad de este sector de la población”.
Por su parte, Mauricio Méndez, coordinador general de la Asociación de Sordos de Guatemala (Asorgua) indicó: “La última propuesta que entregamos en mayo lleva el sentir de la comunidad de personas sordas y de las instituciones comprometidas a trabajar por el desarrollo de las más de 240 mil personas con sordera en el país, por lo que esperamos conocer el borrador de una nueva propuesta que permita que este lenguaje reconocido en Guatemala”.
Al finalizar la reunión, el diputado Boussinot dijo que la sala legislativa trabajará un nuevo borrador, que ayude a fortalecer la iniciativa existente. “Consideramos que a la iniciativa 3932 aún le faltan elementos importantes, como la creación de un instituto de lenguaje de señas, el cual tendría como función primordial la dignificación de personas con este tipo de discapacidad”, expresó.
Según datos de Asorgua, en Guatemala el lenguaje de señas es relativamente joven y aún está en un proceso de formación y formalización, pues no existe ningún ente regulador, y el material para su aprendizaje aún es escaso.
Por Karen Mendoza

Galería