Junta Directiva

La Junta Directiva del Congreso de la República de Guatemala, es la encargada de dirigir las sesiones ordinarias y extraordinarias y de conocer la situación financiera y administrativa del Organismo Legislativo.

Es elegida por el Pleno del Congreso de la República para el período de un año, dicha Junta Directiva se rige por la Constitución Política de la República de Guatemala y la Ley Orgánica del Organismo Legislativo.

El artículo 9 del Decreto Número 63-94 del Congreso de la República, Ley Orgánica del Organismo Legislativo, establece la conformación de La Junta Directiva del Congreso de la República, la que estará integrada por nueve diputados que son:

 

  • Un Presidente;
  • Tres Vicepresidentes;
  • Cinco Secretarios.

 

DISCURSO:

Quiero, en primer lugar, agradecer su presencia en este acto solemne de toma de posesión de la nueva Junta Directiva del Congreso de la República. El acompañamiento de los representantes del Poder Ejecutivo, del Poder Judicial, así como de los representantes de la Comunidad Internacional, no solamente legitima a esta institución legislativa y sus nuevos representantes, sino también nos inspira en el esfuerzo común por alcanzar los ideales políticos, sociales y humanos de la sociedad moderna. Yo siempre he pensado que, en términos generales, hay dos tipos de caracteres: los que prefieren no ver la realidad y posponer sus decisiones, y los que encaran las realidades y actúan en defensa de sus valores. Los primeros se ocultan, se dejan intimidar, y adoptan una actitud de justificación y disculpa. Los segundos se indignan, debaten y están dispuestos a asumir los impactos de sus decisiones. A los primeros se les convierte en dóciles objetos de acusaciones, calumnias y escarnios, a sabiendas de que nunca se defenderán, más bien bajarán la cabeza. A los segundos se les acusa de intolerantes, de políticamente incorrectos, aunque sus acusadores saben que tienen la fuerza, la libertad de consciencia y la autoridad moral para denunciar el acoso al que son sometidos. Yo los conmino a encarar las realidades y a actuar en defensa de los valores. Es más, no puedo concebir que se haga política de otra manera. Pienso, por tanto, que evadir la realidad no solamente es una irresponsabilidad, sino además tiene graves consecuencias en nosotros y en los que nos rodean. Afortunadamente, una persona que por cualquier razón ha renunciado a defenderse y se ha convertido en una víctima del acoso, siempre tiene la posibilidad de recuperar su dignidad personal con el apoyo y la ayuda de quienes estamos dispuestos a hacerlo. Esa, y no otra: recuperar la dignidad y el respeto del Congreso, será la directriz, la columna vertebral de mi gestión como Presidente de esta nueva Junta Directiva. Y he tomado esta decisión crucial porque, de otra manera, cualquier cosa que hagamos, cualquier decisión que tomemos, será descalificada de antemano. Ahora bien, a diferencia de muchos que idealizan otras sociedades, yo sostengo que la crisis de las instituciones, y especialmente de los Congresos, los Parlamentos, las Asambleas Nacionales, es uno de los males más profundos que aqueja a todas las sociedades contemporáneas. ¿Cómo llegó a suceder esto? Este divorcio entre las personas y las instituciones es uno de los grandes problemas que enfrentamos hoy en día. La desconfianza, la indiferencia, la apatía de la gente, pone en cuestión la misma naturaleza democrática del País. La institución y los funcionarios públicos ya no se perciben como servidores que ejercen el poder en nombre del pueblo por el pueblo y para el pueblo. Y en los casos más extremos se ha llegado a tener la sensación de que el gobierno se ejerce CONTRA el pueblo. Estos son tiempos extraordinarios. Y enfrentamos retos igualmente extraordinarios. ¿Qué es más difícil que recuperar la confianza de quienes legitiman nuestro trabajo? La naturaleza misma del Poder Legislativo nos impone la tarea de ser líderes que acerquen de nuevo el Congreso al pueblo. Si el Congreso lo puede lograr, cualquiera lo puede lograr. Pero, ¿cómo se recupera la confianza perdida?, ¿cómo se logra de nuevo que el ciudadano considere al Congreso como suyo, como una extensión legítima y efectiva de su voluntad? El Congreso es la roca sobre la que se construye la democracia. Ante este escenario solo hay un camino: infundir determinación y confianza. Eso significa que, como órgano constitucional del Estado en la República, vamos a escuchar a la ciudadanía, a la Comunidad Internacional y a los grupos organizados. Eso sí, no vamos a permitir que intenten decidir por nosotros, que traten de dictarnos qué debemos hacer, bajo medidas de hecho o de presión. Vamos a exigir respeto al trabajo del Poder Legislativo, a las decisiones que tomaremos como representantes electos que somos. Por supuesto, siempre habrá alguien que esté en desacuerdo. Las leyes son como un vaso en el que el agua ocupa solamente la mitad de su contenido. Unos dirán que está medio lleno, otros que está medio vacío. Todo depende de quién lo mire o quién lo tome. Yo no sé cuál es la fórmula del éxito, lo que sí sé es que la fórmula del fracaso, es querer quedar bien con todos. Señores Diputados: de hoy en adelante debemos actuar de acuerdo a lo que es correcto y necesario. Pero para tener la certeza inequívoca de qué es correcto y necesario, hay que tener muy claros cuáles son nuestros valores, de dónde vienen y sentirnos orgullosos de ellos. Hay quienes sostienen que los derechos son más importantes que las obligaciones. Con esa falacia han inculcado el sentimiento de que la moral ha pasado de moda. Y lo han hecho porque es más fácil culpar a otros de lo que hacemos mal, que hacer lo correcto, porque es más fácil exigir derechos que cumplir con obligaciones. Las obligaciones son de orden moral y, por eso, son más importantes que los derechos. En una República, el único acceso legítimo a los derechos es el cumplimiento de las obligaciones. No podemos seguir comprando la idea según la cual ya no hay nada sagrado, que todo es relativo. En el preciso instante en que aceptamos que la verdad y la mentira valen igual, que solo cuenta el derecho a la expresión, estamos perdidos. ¿Cuáles son los valores que ese relativismo político ha querido destruir? Nada más y nada menos que la Autoridad, la Responsabilidad, el Respeto y las Buenas Costumbres. Quieren imponernos el reino de la Anarquía, la Irresponsabilidad, el Descaro y la Vulgaridad. Sin Autoridad no hay Justicia, sin Responsabilidad no hay Confianza, sin Respeto no hay Dignidad, y sin las Buenas Costumbres perdemos el sentido de lo bello, lo noble y el valor de la tradición. Señores Diputados: no es exagerado decir que el futuro de la política guatemalteca se juega en este recinto, porque en él están representadas todas las fuerzas políticas legalmente constituidas. Los diputados debemos hacer las cosas bien, con apego a una ética individual y social, lo que significa ejercer nuestra función con total honestidad, pero también en beneficio de la mayoría de guatemaltecos. En todos los ámbitos hay personas que inspiran desconfianza; pero también hay muchas personas que no solamente merecen nuestra confianza, sino también nuestro respeto. A ellos apelo, dentro y fuera del Congreso, para enfrentar el mayor reto del momento presente: volver a ganar la confianza de la gente a la que nos debemos, devolver a los guatemaltecos el Poder Legislativo de tal forma que perciban en él, la herramienta pacífica y legítima para alcanzar un destino común. No podemos vivir aislados, buscando solamente intereses personales. La confianza se construye (y reconstruye) desde la unión. Pero la unión solo es posible donde hay un intercambio veraz y honesto de voluntades. No es fácil, recuperar la confianza es infinitamente más difícil que confiar por primera vez. Pero cuando se vuelve a confiar, se confía para siempre, porque es una nueva forma de vida, una conversión, que se construye sobre las valiosas enseñanzas de la vida. En nombre de la Junta Directiva que hoy toma posesión y de todos los diputados que conformamos esta Asamblea, de la cual soy apenas uno, solicito a los guatemaltecos que juntos, haciendo acopio de nuestra fe y esperanza, pidamos a Dios nos dé la sabiduría que necesitamos para tomar las mejores y más justas decisiones. Muchas gracias.

DESCARGAR MENSAJE

GALERÍA

LEGISLATURAS ANTERIORES

Seleccione:

PERIODO LEGISLATIVO 2018 - Segunda JD

No. Cargo Nombre Partido Postulante Bloque Período Legislativo 2018-2019
1 Presidente Alvaro Enrique Arzú Escobar Partido Unionista - PU Partido Unionista - PU
2 Primer Vicepresidente Felipe Alejos Lorenzana TODOS - TODOS TODOS - TODOS
3 Segundo Vicepresidente Javier Alfonso Hernández Ovalle Frente de Convergencia Nacional - FCN-NACION Frente de Convergencia Nacional - FCN-NACION
4 Tercer Vicepresidente Alicia Dolores Beltrán López Libertad Democrática Renovada - LIDER Movimiento Reformador - MR
5 Primer Secretario Estuardo Ernesto Galdámez Juárez Partido Patriota - PP Frente de Convergencia Nacional - FCN-NACION
6 Segundo Secretario Karla Andrea Martínez Hernández Libertad Democrática Renovada - LIDER Alianza Ciudadana - AC
7 Tercer Secretario Juan Ramón Lau Quan TODOS - TODOS TODOS - TODOS
8 Cuarto Secretario Jaime Octavio Augusto Lucero Vásquez Unión del Cambio Nacional - UCN Unión del Cambio Nacional - UCN
9 Quinto Secretario Jorge Leonel Arévalo Canales Libertad Democrática Renovada - LIDER Movimiento Reformador - MR
NO. DOCUMENTO DESCARGA
1 Atribuciones de la Junta Directiva
2 Funcionees de la Junta Directiva

DIRECTORIO

No. Nombre Dirección Teléfono Extensión
1 Alvaro Enrique Arzú Escobar Palacio Legislativo, 9 avenida 9-44 Z. 1 22978800 Ext. 1102 - 1103 2329
2 Felipe Alejos Lorenzana Palacio Legislativo, 9 avenida 9-44 zona 1 22979300 Ext. 1112 2511/2512
3 Javier Alfonso Hernández Ovalle Palacio Legislativo, 9 avenida 9-44 zona 1 22979300 Ext. 1324 -1325
4 Alicia Dolores Beltrán López Palacio Legislativo, 9 avenida 9-44 Z. 1 22978800 Ext. 1305 -1345 1305 -1345
5 Estuardo Ernesto Galdámez Juárez Palacio Legislativo, 9 avenida 9-44 Z. 1 22979300 Ext. 1108 1108
6 Karla Andrea Martínez Hernández Casa Larrazábal, 8 avenida 9-41 Z. 1 22979300 Ext. 1328 1328
7 Juan Ramón Lau Quan Casa Larrazábal, 8 avenida 9-41 Z. 1 22979300 Ext. 1163/1164 1163, 1164
8 Jaime Octavio Augusto Lucero Vásquez 8 avenida 9-41 zona 1, Casa Larrazabal, Primer Nivel 22979300 Ext. 1298 1298
9 Jorge Leonel Arévalo Canales 10 calle 6-81 zona 1, Edificio 7 y 10, Oficina 504 22978800 Ext. 2410- 2411- 2413